4 de noviembre de 2009

La mujer y la Masonería en el siglo XIX: La Sociedad "Hermanas de los Pobres"




Portada de la Revista Mensual de la Sociedad "Hermanas de los Pobres" (1890). 

1
“En el seno de la Logia masónica Luz del Sud, en esa asociación cuyo norte fue siempre levantar el imperio de la razón abatiendo el de los abusos falsamente apoyados en la santidad de la religión, nació la filantrópica Sociedad "Hermanas de los Pobres" basada en principios de caridad práctica y emancipándose de falsas fórmulas religiosas que nada producen en bien de la humanidad”.

“Los hombres progresistas y los filántropos vieron en ella un principio de decadencia en el fanatismo de la mujer de este pueblo que se hermanaba para correr en auxilio del menesteroso”...

Lo sostenía La Luz, publicada desde el 31 de julio de 1888, revista mensual editada por la Sociedad “Hermanas de los Pobres”, nacida a su vez el 6 de enero de 1888. Ejemplar nº 6, de diciembre de 1888.

2
La Sociedad “Hermanas de los Pobres” fue fundada en Buenos Aires en el año 1880 por iniciativa del Gran Maestre Manuel H. Langenheim. Era una entidad auxiliar de la Masonería que se ocupaba de tareas de beneficencia. Estaba integrada por esposas y hermanas de masones. Su primera presidenta fue la esposa del Gran Maestre, la señora Josefa Escalada y López Camelo de Langenheim.

La Sociedad se constituyó en Tandil (pueblo del interior de la provincia de Buenos Aires), como ya se dijo, el 6 de enero de 1888, con el auspicio de la Logia Luz del Sud Nº 39. Su objetivo fue el de ayudar a los necesitados, pobres y enfermos.

Fue su Presidenta Honoraria Fundadora la señora Josefa M. de Venegas.

Presidenta Efectiva: Margarita P. de Aranda.

Vicepresidenta: Alejandrina D. de Cavenago.

Tesorera-Contadora: Ana J. de Bronsted.

Protesorera-Contadora: Carolina M.de Colle.

Depositaria: Petrona C. de Etcheverry.

Inspectora General: Anastasia de Soulá y María Ansolabeherry.

Secretaria: María Benavidez.

Prosecretaria: Emilia Dabondi.

Existían también comisiones seccionales (Norte, Sur, Este y Oeste) con sus respectivas autoridades.

Según el artículo “Res, non verba”, publicado en La Luz, año 1, Nº4, pág. 1, octubre de 1888, se reunían todos los domingos en el local de la Logia, a la vuelta del templo parroquial cuya construcción también fue auspiciada por masones.

La entidad colaboraba con el Asilo "San Juan", primer hospital del pueblo que fue fundado en 1880 por la Logia Luz del Sud y cuya atención era gratuita y abarcaba también una amplia zona de la campaña.

Los ingresos de las "Hermanas de los Pobres" estaban compuestos de donaciones, cuotas de asociados, el tronco de beneficiencia e intereses de depósitos bancarios.

Las erogaciones estaban relacionadas con compras de pan, leche, carne, artículos de tienda, almacén, asistencia médica, cuidados de enfermos, mantenimiento de huérfanos, servicios de carruaje para recoger ropa y otros traslados, medicamentos, pasajes a otras localidades, etc. Había otros gastos menores relacionados con repartición de circulares, impresiones varias, etc.


Autoridades y comisiones. 1890.


Movimiento de caja de la entidad. 

3
Varias fueron las publicaciones que tuvo la masonería de Tandil, surgidas durante la época de su apogeo: La Liga del Sud, en 1887; La Luz, desde el 31 de julio de 1888, revista mensual editada por la Sociedad “Hermanas de los Pobres”.

De 1888, es El Deber.

En noviembre de 1889 aparece la Revista Mensual de la Sociedad “Hermanas de los Pobres” que desde el 1 de febrero de 1890, se convierte en Revista Trimestral.

El 1º de mayo de 1900 nace el semanario Luz y Verdad, que le dedica a la entidad el siguiente artículo:

La Sociedad "Hermanas de los Pobres"

"Con este cierto y significativo nombre, el Tandil tuvo en su seno una filantrópica asociación. Hoy que ha venido a nuestra memoria el recuerdo de sus cuantiosos beneficios, vamos a tener el placer de dedicarle unas breves palabras.

La misión de aquellas damas generosas, no era otra que proteger y auxiliar al desvalido; trabajar incesantemente por aliviar sus males, cubrir sus miserias, calmar sus dolencias, mitigar su hambre y su sed.

Donde la miseria tendía su lúgubre manto, una mano caritativa, una hermana de los pobres, golpeaba la puerta de esa mísera vivienda para alcanzar al necesitado lo que le hacía falta.

Aún nos parece verlas, volviendo a sus hogares después de su tarea ordinaria, con el semblante risueño, la conciencia tranquila y el alma llena de júbilo, porque ese día habían aliviado muchos males, habían practicado obras de caridad!

¡Cuánto desinterés encerraban esos trabajos! ¡Qué bellos corazones los de esas matronas y señoritas que solo deseaban el bienestar de los desgraciados, sin otra recompensa que la satisfacción del deber cumplido!

Sin embargo, ya no existe esa sociedad, y con ella han perdido mucho los pobres; pues no exagero al decir que jamás un menesteroso llamó a las puertas de esa sociedad implorando una limosna, sin haber sido debidamente atendido.

Ellas no preguntaban la procedencia, sexo, edad o religión del que demandaba ayuda, solo se fijaban que era un desgraciado, un pobre, el que pedía un socorro en casa de una de las hermanas, y lo servían porque era para ellas como el amo que impartía órdenes a sus criados.

En fin. Durante el tiempo que esa benemérita asociación se sostuvo, supo cumplir en todas sus partes la misión que generosamente se impuso. Y el día que ese núcleo de damas bien intencionadas se vieron imposibilitadas para seguir adelante con su honrosa tarea, se encontraron con que en el balance, la sociedad no era dueña ni de una miserable silla! Nos diréis, amados lectores, ¿por qué siendo una sociedad de fines tan filantrópicos, se encontró tan sumamente pobre a su disolución?

No es un enigma indescifrable; es sencillamente lo siguiente: No estamos acostumbrados a proteger sociedades o congregaciones que no den resultados pecuniarios bastante satisfactorios a los “desinteresados protectores”. Eso es todo.

La Sociedad “Hermanas de los Pobres”, no explotó nunca el vocablo “caridad” para lucrar con él; no explotó tampoco las necesidades de un desgraciado para acarrearse un beneficio particular...!

Las nobles damas de la Sociedad “Hermanas de los Pobres”, jamás publicaron en diarios ni revistas el nombre del desgraciado a quién socorrían! ¡Ah! Es que esas nobles damas entendían y practicaban la caridad tal como la ordenaba Jesucristo. “Hacían bien, sin mirar a quién, cuidando de que su mano izquierda no supiera lo que hacía su derecha”, y fue así como jamás abochornaron al pobre que socorrían.

¡Sabían como sabemos nosotros que hay cierta caridad, que ni enaltece al que la hace y sonroja al que la recibe!"

LUZ Y VERDAD
Año 1, 22 de mayo de 1900 – Número 4

4
En el ejemplar nº 105 del semanario, año III , del 1º de mayo de 1902 , “edición especial con motivo de su segundo aniversario”, se publican los “ideales de Luz y Verdad”, donde se hace referencia explícita al papel que se espera de la mujer en la sociedad:

SEPARACIÓN DE LA IGLESIA Y EL ESTADO.

ERECCIÓN DE UN MONUMENTO A BERNARDINO RIVADAVIA.

SANCIÓN DEL PROYECTO DE DIVORCIO PRESENTADO AL HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN POR EL DIPUTADO SR. CARLOS OLIVERA.

EDUCACIÓN CIENTÍFICA E INTEGRAL A LA MUJER, PARA HACERLA MADRE E INSTITUTRIZ.

5
La importancia de la inserción masónica en el pueblo de Tandil puede dilucidarse a través de las listas de socios de la Sociedad “Hermanas de los Pobres”, que se constituye en un documento clave.
A continuación, las cifras y datos poblacionales para el período 1870-1910.

Año y Habitantes

1870 ......................................5.093
1875 ......................................6.198
1880 ......................................8.337
1885 ....................................10.410
1890 ....................................12.253
1895 ....................................14.982
1900 ....................................18.840
1905 ....................................23.001
1910 ....................................28.660

En 1870 el pueblo tenía 5.093 habitantes. En 1890, 12.253 y, en 1900, 18.840. Las listas de la Sociedad Hermanas de los Pobres de 1890/91 incluyen según los ejemplares, entre 208 y 216 nombres. De los socios protectores, que suman 53, el autor Jorge N. Ferrari menciona que 43 de ellos eran masones. La fiesta de 1903, celebrada por el aniversario de la logia, reunió a más de 300 personas. La conferencia de ese mismo año, del diputado Carlos Olivera y Pablo Barrenechea, Gran Maestre este último de un sector de la Masonería de la época, en apoyo del proyecto de ley de divorcio, convocó a 1200 personas y 45 masones.

Bibliografía, notas y fuentes citadas.

Barrientos, José P., Historia del periodismo de Tandil (introducción, notas e investigaciones ampliatorias y actualización 1956/1974, Daniel E. Pérez).

Castelnuovo, Juan Roque, La historia que parece cuento, El Eco de Tandil, 12 de marzo de 1999.

Ferrari, Jorge N., Tandil en la medalla, Tandil, 1973. Editado con el patrocinio de la Comisión Ejecutiva Coordinadora del Sesquicentenario de Tandil.

Nueva Era, Bodas de Oro, 1919-1969.

Semanario Luz y Verdad, 1900-1903.



Listado completo de los socios de la entidad en 1890. Entre ellos, el apellido Chapar, la principal familia perjudicada en la matanza de extranjeros de 1872, instigada por la clase conservadora criolla y ejecutada por el curandero mesiánico Gerónimo Solané, apodado Tata Dios.

30 de agosto de 2009

Seguridad, sociología, poder


XIX Congreso de Historia Regional “Juan Carlos Castagnino”, Mar del Plata (2008).
Organizado por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales y declarado de interés por la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires y el Honorable Consejo Deliberante del Partido de General Pueyrredón.
Inscripto en el marco de la Comisión del Bicentenario 1810-1816 de los Institutos de Historia de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y Miembros Adherentes.

Resumen

Una historia reciente de la seguridad privada. Su contexto evolutivo en los últimos años. La Ley 12297 de la provincia de Buenos Aires y un encuadre desde la perspectiva sociológica que involucra el poder ejercido por los sistemas de control. Apéndice: análisis de un recorte periodístico sobre el tema.

ISBN: 978-987-05-5210-9

El Buen Pastor: Creencias, sociedad, poder


XIX Congreso de Historia Regional “Juan Carlos Castagnino”, Mar del Plata (2008).
Organizado por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales y declarado de interés por la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires y el Honorable Consejo Deliberante del Partido de General Pueyrredón.
Inscripto en el marco de la Comisión del Bicentenario 1810-1816 de los Institutos de Historia de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y Miembros Adherentes.

Publicado por The Cambridge Centre for the Study of Western Esotericism, en el marco del 3º Congreso Anual de octubre de 2009, denominado The Lure of Secrecy: Western Esotericism & The Arts. CCWE Conference 2009.

Resumen

Una introducción a la historia masónica. Una entrevista/síntesis sobre su evolución entre 1870-1950, desde el intervencionismo político de las Logias hasta su mayor inserción en las instituciones religiosas. Simbolismo del Buen Pastor, aspectos velados de esta figura político/religiosa utilizada por diversas sociedades, que involucra conceptos tales como lenguaje, poder y secretismo, autoridad e influencia social.

ISBN: 978-987-05-5210-9

29 de agosto de 2009

The Good Shepherd: Beliefs, society, power


La conferencia The Good Shepherd: Beliefs, society, power fue publicada en Inglaterra por la Doctora Sophia Wellbeloved y The Cambridge Centre for the Study of Western Esotericism, en el marco del 3º congreso anual de octubre de 2009, denominado "The Lure of Secrecy: Western Esotericism & The Arts. CCWE Conference 2009".

Esta conferencia fue presentada con el título de El Buen Pastor: Creencias, sociedad, poder, en el XIX Congreso de Historia Regional de Mar del Plata "Juan Carlos Castagnino" (2008), evento organizado por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales e inscripto en el marco de la Comisión del Bicentenario 1810-1816 de los Institutos de Historia de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y Miembros Adherentes. En dicha ocasión también fue presentada la conferencia Seguridad, sociología, poder.

Enlace:

http://ccwe.wordpress.com/2009/08/11/mauricio-javier-campos-the-good-shepherd-beliefs-society-power/

La Masonería y su influencia en la sociedad tandilense: Documental para TV (2005)







28 de agosto de 2009

Los masones y los templos del siglo XX




Sobre mitología masónica y cristiana. El Evangelio oculto en piedra de los masones y la ecclesia: Un estudio aproximativo a la arquitectura, historia y simbolismo del templo El Buen Pastor de Tandil y su vinculación con el Apocalipsis de Juan, las sociedades secretas y la alquimia.

Resumen: Los puntos de confluencia entre Masonería y Religión en pleno siglo XX. Un estudio aproximativo al simbolismo e ideas arquetípicas subyacentes en las doctrinas masónicas y religiosas (cristianas). Un rastreo de dichas influencias en el patrimonio cultural tandilense: templos, iglesias, edificaciones y espacios públicos.

Esta conferencia-investigación fue presentada en 2006 en el XVII Congreso de Historia Regional de Mar del Plata y el sudeste de la provincia de Buenos Aires, a través del Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales, y constituye el final de la trilogía llamada Introducción a la historia masónica (1998-2007).

ISBN: 987-05-1544-4

Sobre masones y tumbas. La historia masónica y el semanario Luz y Verdad a principios del siglo XX




Resumen: Breve historia sobre la Francmasonería vinculada al periodismo para la difusión de su propia historia, ideales y doctrina. 1870-1910.

Conferencia-investigación expuesta en el XVI Congreso de Historia Regional de Mar del Plata en 2005, evento organizado por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales y declarado de interés por la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires y el Honorable Consejo Deliberante del Partido de General Pueyrredón.

ISBN: 987-05-1489-8

Apuntes preliminares sobre Masonería en Tandil




Resumen: El ensayo trata sobre los orígenes de la Masonería en Tandil. Su profunda inserción social a través de las mutuales, publicaciones y otras entidades. El legado patrimonial, por ejemplo, en medallística. Se aportan nuevos datos obtenidos a través del análisis de documentos masónicos de la época.

Esta conferencia-investigación fue presentada en el marco del XV Congreso de Historia Regional del sudeste de la provincia de Buenos Aires, Mar del Plata, 2004, realizado en el Centro Cultural de la Biblioteca Ingeniero Rateriy y organizado por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales.

ISBN: 987-05-1490-1

Historia de la Logia tandilense Luz del Sud


El escritor Mauricio Javier Campos intervino en el concurso de narrativa Autores Tandilenses (1) con la investigación "Sobre masones y tumbas. La historia masónica y el semanario Luz y Verdad a principios del siglo XX". Su libro será publicado por una editorial porteña (...) y estará disponible gratuitamente en formato electrónico.

En 1998, el escritor Mauricio Campos se volcó a escribir sobre historia local movilizado por su interés en el tema de la Masonería. En los últimos años ha participado en conferencias organizadas por el Gabinete Marplatense de Estudios Históricos Regionales y las monografías que ha publicado surgen de esos congresos.

El autor explicó que el libro "Sobre masones y tumbas. La historia masónica y el semanario Luz y Verdad a principios del siglo XX" complementa la investigación del año pasado, titulada "Apuntes preliminares sobre Masonería en Tandil" (2). La intención de ambas investigaciones es aportar una idea general de la Masonería en nuestra ciudad y sus vinculaciones con instituciones a nivel nacional.

En primer lugar, comentó que se destacó en nuestra ciudad la logia número 39 "Luz del Sud", conforme al modo de registrarlas a nivel nacional. En la historia de nuestra ciudad se conocieron dos logias: "Luz del Sud", fundada en 1872, y una menos conocida que se llamó "Martín Rodríguez" y se gestó en 1909 (3).

Indicó que en el título "Sobre masones y tumbas" establece un juego de palabras con "Sobre héroes y tumbas", debido a que Sábato colaboró con la revista (...) "Liberalis", que era una publicación masónica (4). También tiene que ver con el simbolismo de la muerte iniciática, muy fuerte para los maestros masones, una ceremonia o ritual que exalta al grado de maestro a un candidato e indica la finalización de una etapa de la vida y el inicio de otra de mayor perfección.

Este trabajo amplía los datos del anterior, centrándose en la Francmasonería vinculada al periodismo. El escritor precisó que rastreó documentos y archivos presentes en diarios que reflejan la doctrina, ideales, pensamientos y filosofía de la logia, a los que contextualizó extrayendo datos de bibliografía basada en la historia general.

Documentos

Una de las principales fuentes de información del autor fue "Luz y Verdad", el órgano oficial de difusión de la logia entre 1900 y 1903 y cuyo principal impulsor fue José Antonio Cabral, un importante masón local, luego creador del diario "Nueva Era".

Otro aspecto importante que analizó fue la publicidad de "Luz y Verdad", en donde pudo observar los nombres de los auspiciantes del semanario, su condición social y profesiones. Estos datos dan una idea del nivel social, intelectual y de las múltiples actividades que desarrollaban, ya que se trataba de personas que tenían empresas independientes que les permitían dedicarse a otras tareas.

"Algunos de ellos no tenían nada que ver con la logia y otros eran adherentes a su línea de pensamiento. Al principio no se sabía que era una publicación masónica, porque comenzó como un diario de intereses generales fuertemente anticlerical, luego se hizo manifiesto que era el órgano oficial de la logia", informó el autor.

Agregó que a fines del siglo XIX hubo una lucha entre el poder clerical y la línea de pensamiento encarnada por la masonería, que buscaba implantar el laicismo y secularizar la sociedad. Entonces incorporó cuatro documentos interesantes en los que prevalece la idea del laicismo. Cabe aclarar que a fines del siglo XIX estaba vigente la Ley 1420 de educación obligatoria, laica y gratuita; se habían secularizado los cementerios y existían los registros civiles.

Uno de los textos se refiere a una conferencia dictada en Tandil por el Gran Maestre de una de las ramas de la Masonería de la época, Pablo Barrenechea, y el diputado Carlos Olivera, también masón, que impulsaban una ley de divorcio, la última norma laica que quedaba por aprobar. Campos destacó que el documento menciona que 45 masones recibieron a estos personajes. Comparando esta cifra con la cantidad de población que había en Tandil, muestra que la presencia de la logia local era significativa.

De los otros tres documentos, uno presenta un raconto de la historia de la Masonería a nivel mundial y de cómo debería ser a principios de siglo XX; otro habla sobre la adopción de lovatones, los hijos de masones incorporados por la logia de chiquitos, y su formación en la moral a través del lenguaje de los símbolos; y el último, de la iniciación de dos candidatos tandilenses, sometidos a distintas preguntas relacionadas con la ideología de "Luz del Sud" y como parte de un rito racionalista y científico, que plantea el papel de la mujer, del hombre, de los aspectos morales y de Dios, entre otras cuestiones.

Acciones de Luz del Sud

Mauricio Campos señaló que en las labores de la logia se distinguen distintas etapas. Un antecedente fue la fundación de la "Sociedad Filantrópica La Caridad". En 1872, después de la matanza de extranjeros en Tandil, surgió como una logia y en 1880, con la creación del Asilo San Juan.

Durante las décadas de 1870 y 1880 existió una fuerte presencia de masones en la fundación de las principales mutuales como "La Caridad", la "Sociedad Española" (1873), la "Sociedad Italiana" (1877) y la "Sociedad Sadi Carnot" (1891), que era francesa. En 1890 situó otro punto de inflexión con la fundación de la revista de la "Sociedad de Hermanas de los Pobres", que dependía de "Luz del Sud".

Un descubrimiento interesante fue que el prólogo de la carta constitutiva de la "Sociedad Filantrópica La Caridad" incorporaba principios de la Masonería y en su comisión directiva de 1871 figuran nombres que ocuparon al año siguiente cargos en "Luz del Sud", como Ramón Santamarina (fue tesorero en ambas), Carlos Díaz, Juan María Dhers, los hermanos Arabehety y Manuel Suárez Buyo.

Otro personaje fundamental fue Bernardo Sabatté Laplace, que estuvo en 1871 en "La Caridad", diez meses después formó parte de la primera comisión de "Luz del Sud", en 1875 se sumó a la corporación municipal y también estuvo ligado a la "Sociedad Sadi Carnot". Tuvo relevancia porque ocupó "puestos clave en la Masonería en momentos clave."

Cuando se creó "Luz del Sud" en 1872, su carácter era operativo porque tenía una misión política: desplazar al juez de paz Figueroa, que representaba a la parte conservadora criolla. Después de la matanza de extranjeros instigada por el curandero Tata Dios, la logia pretendía asumir el poder político, ya que posiblemente ese hecho haya estado fomentado por los conservadores. En 1873 el Supremo Consejo y Gran Oriente para la República Argentina le otorgó carta constitutiva, aunque "Luz y Verdad" en 1903 indicó que la fundación de "Luz del Sud" se produjo en 1874 (5).

Para el autor, la diferencia de fechas responde a un intento de disimular la misión inicial de la logia debido a que Sabatté Laplace formaba parte de la comisión de 1873 y en 1903 fue presidente de la logia, no podía desconocer el momento de su fundación.

EL ECO DE TANDIL, JUEVES 1 DE DICIEMBRE DE 2005.
Entrevista: Paula Rodríguez.

Notas

(1) Se refiere al "Premio Municipal de Ensayo Histórico".

(2) En 2006, la conferencia/investigación "Los masones y los templos del siglo XX", completará, junto a los dos textos mencionados, la trilogía llamada "Introducción a la historia masónica: 1998-2007".

(3) La cual estaba jurisdiccionada al llamado Gran Oriente Argentino del Rito Azul. Esta Obediencia solo trabajaba en los tres primeros grados de la Masonería simbólica.

(4) Las revistas "Verbum" y "Liberalis" eran editadas por el Gran Oriente Federal Argentino-G.O.F.A. (1935-1957).
"Verbum" era el órgano de difusión oficial de la Obediencia y entre sus prestigiosos directores se contaban Virgilio Lasca y Augusto Barcia.
En "Liberalis" colaboraban notables intelectuales y estaba dirigida por el masón Justo Prieto.

(5) La "Revista Masónica Americana" ya la incluía en la nómina de las Logias del Gran Oriente a fines de 1872.